Google for Jobs: ¿y ahora, qué?

El pasado 17 de mayo, Google aprovechó la celebración de su evento anual para desarrolladores (Google I/O) para anunciar el lanzamiento de una nueva herramienta que, añadida a su buscador, facilitaría al usuario la localización de ofertas de empleo.

Desde el 20 de junio, Google for Jobs es ya una realidad en Estados Unidos y se prevé que muy pronto esté disponible en otros países.

 

¿Qué función viene a cumplir Google for Jobs?

Desde la primera versión de su buscador, Google ha ido añadiendo de forma paulatina nuevas funcionalidades que han mejorado el acceso de los usuarios a la información. Su evolución ha hecho que, casi sin darnos cuenta, Google sea ahora una herramienta necesaria y de utilidad para cualquier dato que busquemos de forma inmediata: la información meteorológica, el resultado de una operación matemática, la conversión de monedas o unidades, el estado de la bolsa de valores (Google Finance), la cartelera de cine, una comparativa sobre precios de vuelos (Google Flights), etc. No es de extrañar su aterrizaje en el ámbito de las búsquedas de empleo, lo que les permite aplicar a un nuevo sector la tecnología de la que ya disponen y  demostrar, una vez más, su valía como conector entre fuentes de información y usuarios.

 

¿Cómo funciona Google for Jobs?

 

Si pretendemos acercarnos al funcionamiento de Google for Jobs debemos tener en cuenta, en primer lugar, el tipo de fuentes de información a las que da acceso. Cuenta ya con los grandes portales de empleo, agregadores o redes sociales (Monster, Indeed, LinkedIn o Facebook, entre otros), pero también con empresas empleadoras y otro tipo de intermediarios. Siendo consciente de los múltiples soportes online en los que se publica un mismo proceso de selección, ya tiene previsto un sistema que le permitirá evitar duplicidades priorizando en todo caso la publicación más completa.

Otro de los aspectos de imprescindible mención es el modo en el que, como candidato, se efectúan las búsquedas. Como es habitual, Google ha optado por la sencillez máxima. Desde un cajetín en blanco se introducen los términos de búsqueda deseados por el usuario y, a partir de ahí, dispone de diferentes posibilidades para afinar los resultados: categoría, título, sector, fecha de publicación, dedicación (tiempo parcial o completo), localización, rango salarial y empresa, son las opciones que han trascendido por el momento. Como opción adicional, ha implantado un sistema de alertas que permite al usuario ser notificado cuando aparece una oferta adecuada a la selección que previamente ha realizado.

 

¿Es Google for Jobs una buena noticia?

 

Se desconoce todavía cuándo estará disponible Google for Jobs en España, pero lo que está claro es que su papel será clave en un mercado laboral al que, tradicionalmente, le cuesta  equilibrar la oferta y la demanda en determinados sectores, perfiles o especialidades. Su posible desembarco en nuestro país se vislumbra como una gran oportunidad para facilitar a los candidatos el acceso a una mayor oferta de posiciones vacantes, reduciendo el trabajo de búsqueda a través de diferentes soportes. Y, aunque se trate de una herramienta generalista, también en nuestro ámbito de actuación -el del empleo para directivos y mandos intermedios- será una ayuda más que necesaria para alcanzar al público deseado. 

Eso sí, tengamos en cuenta que es ahora cuando se plantean grandes retos a las empresas, en particular a sus departamentos de recursos humanos, y a aquellas compañías proveedoras de servicios de reclutamiento y selección de profesionales, como es el caso de Servitalent. Tal y como lo vemos nosotros, éste será el punto de inflexión para la definitiva integración de dos ámbitos funcionales corporativos por ahora poco conectados y el trabajo conjunto de recursos humanos y marketing.

En primer lugar, se hará todavía más imprescindible la aplicación a los procesos de selección y reclutamiento de las técnicas SEO (Search Engine Optimitation). Ahora la  redacción de las ofertas de empleo ha de ser más completa y adecuada, pero también deberá estar optimizada para facilitar su consulta a través de las categorías y requerimientos de indexación del propio algoritmo de Google. De cuestiones como éstas dependerá el grado de exposición y visualización de las ofertas en el buscador, su adecuación a los procesos de búsqueda y, por tanto, el alcance efectivo que llegarán a tener en el mercado.

Conseguido este punto, será necesario incrementar los esfuerzos dedicados por cada empresa a la mejora de su reputación corporativa. Y es que Google for Jobs ha integrado un sistema que permite valorar a las empresas como empleadoras y cuyos resultados estarán a disposición de todos los usuarios de la herramienta.  Si, como empresa, queremos conseguir al mejor equipo posible, es hora de que nos metamos de lleno en el concepto de inbound recruiting, una metodología que plantea la selección y gestión de personas poniendo el foco en sus motivaciones.

Como sabemos que éste es un tema crucial y de alto interés, os emplazamos a un próximo post en el que podréis acercaros a este método y conocer cómo captar la atención de los candidatos, cómo atraerlos y cómo poner en marcha programas de satisfacción y retención de de empleados.  

 

Escribir comentario

Comentarios: 0